Neocolonialismo amenaza con un nuevo festín de buitres en Zimbawe.

Hernán Mena Cifuentes.

Zimbawe, como toda nación del Tercer mundo liberado de la explotación y esclavitud, sufre desde hace tiempo por parte de Estados Unidos y la Unión Europea con el Reino Unido al frente, una brutal conspiración orientada a reconquistar los obscenos privilegios económicos, políticos y sociales que allí detentaron, utilizando la mentira, la manipulación de la información y demás armas creadas en los laboratorios de la guerra sucia que usan en el resto del planeta. No importa donde sea que se encuentre el país objeto de su ambición, pues basta para ello que cuente con recursos naturales suficientes para alimentar la codicia del Imperio y de esas otras potencias hoy en decadencia que, para salvarse de la ruina a la que las llevó el capitalismo salvaje, pretenden a través del neocolonialismo, acumular nuevas riquezas, y recuperar el lujo y, el esplendor que hace tiempo exhibieron como potencias coloniales y, lamentablemente Zimbawe se interpone en el camino que conduce a su diabólica meta. Desgastado como está hoy el poderío militar y económico que les permitía invadir, conquistar y esclavizar impunemente a los pueblos de Asia, África, Oceanía, América Latina y el Caribe para adueñarse de sus recursos naturales, saqueo que los llevó a convertirse en naciones desarrolladas a costa del sudor, lágrimas y sangre de su gente, EEUU y sus socios europeos han cambiado la opción bélica por algo más sutil como el boicot, el chantaje, la calumnia y la desinformación para desestabilizar a esos países. El guión escrito por los conspiradores estadounidenses y europeos para Zimbawe con el fin de derrocar a Robert Gabriel Mugabe es muy similar al aplicado contra los gobernantes revolucionarios latinoamericanos y caribeños donde, con la distorsión de la verdad a través de la información manipulada que realizan los medios a su servicio han procurado derrocarlos, conjuras que han fallado ante la verdad que en respuesta contundente a sus falacias ofrecen estos con el apoyo de sus pueblos. Al ver cómo fracasaba en Venezuela el golpe de Estado, el sabotaje petrolero, la invasión de paramilitares colombianos y los intentos de magnicidio contra su líder el presidente Hugo Chávez Frías, al igual que la grosera injerencia de sus diplomáticos, de la Iglesia católica en complicidad con las oligarquías racistas en los asuntos internos del país, lo mismo que en Ecuador, Nicaragua y Bolivia, Washington y sus secuaces volvieron su mirada a África, desatando con mas furia que antes, la conspiración que venían realizando contra Zimbawe. Fue así como se intensificó en los últimos años, la conjura más brutal y aberrante que pueda desatarse contra un pueblo que venía de sufrir siglos de esclavitud y décadas de colonialismo, hasta que finalmente la resistencia de los combatientes revolucionarios liderados por Mugabe le dieron libertad e independencia por la que hoy siguen luchando, esta vez contra el neocolonialismo que quieren imponerle el Imperio yanqui y las potencia europeas de occidente. La mayoría en el mundo, no conoce la verdad de esa lucha y solo sabe de la falsa imagen que los grandes medios internacionales ofrecen sobre ese país y de su líder Robert Gabriel Mugabe, a quien presentan como un tirano dictador causante de todas los males y desgracias de esa nación que bajo su gobierno realizó conquistas sociales y económicas nunca alcanzadas por ninguna otra de las naciones de África que habían ganado su independencia en el marco del proceso de liberación que vivió el continente el siglo pasado. Sólo la digna posición del gobierno zimbawense y de su líder, aunada al apoyo de Rusia, China, Libia, Sudáfrica y Vietnam y de organizaciones y periodistas auténticos como Andreu Martí, han impedido hasta ahora que Zimbawe caiga en manos de los codiciosos que con la farsa de la defensa de los Derechos Humanos y de la hipócrita misión de salvarlo de la enfermedad y el hambre que ellos mismos provocaron, pretenden devolverlo a la condición de colonia, sumiéndolos aún mas en la tragedia que vive ese pueblo. Mientras por una parte la dictadura mediática se encarga de propagar esas falacias, se abstiene al mismo tiempo de dar a conocer la vergonzosa verdad sobre el criminal bloqueo político, económico y social que EEUU y sus aliados de la Unión Europea han impuesto a Zimbawe, negándole el otorgamiento de créditos de los organismos financieros que ellos dominan, el suministro de combustible, el acceso a las medicinas y la compra de alimentos provocando así un desabastecimiento y una inflación incontrolable. Martí, en un artículo titulado “Zimbawe: para entender lo que pasa”, trabajo que sólo puede leerse en Internet ya que por decir la verdad, es imposible que tenga cabida en la Gran Prensa, da cuenta de lo que está ocurriendo en ese país y cuyo contenido destaca entre otros hechos lo siguiente. “Zimbawe tiene 11 millones de habitantes. El 73% de la población se concentra en las zonas rurales. Hasta la reforma agraria hecha en los últimos años, 4 mil 500 propietarios blancos poseían unos 7,5 millones de hectáreas, el 80% de la mejor tierra cultivable, un millón de campesinos negros se repartían un millón de hectáreas, en las tierras más secas y de peor calidad de país’. Zimbawe es también un país con grandes riquezas mineras en cromo, níquel, litio, oro cobre, amianto y hierro. Estas riquezas son codiciadas por las grandes compañías norteamericanas. Hasta la crisis económica y el bloqueo capitalista que comienza en 1997, el gobierno progresista de Mugabe había conseguido cotas que no son habituales en África: un 90% de alfabetización y un cierto nivel de cobertura sanitaria”. “La crisis económica” “El país sufre una severa crisis económica como consecuencia de la caída de su moneda frente al dólar a finales de noviembre de 1997. El FMI y el Banco Mundial niegan financiación. El debilitamiento de la demanda interna, la caída de las exportaciones de carbón (principal fuente de la economía nacional) el alza de precios de los alimentos (especialmente del maíz, base de la alimentación nacional) dibujan un panorama sombrío a partir de estas fechas.” “Los EEUU y Gran Bretaña aprovechan la ocasión para tratar de asfixiar al gobierno de Mugabe. Se inicia un boicot internacional que ha liquidado las conquistas sociales del país, y ha hecho retroceder a Zimbawe a los niveles de miseria del resto de los países africanos. Este boicot se ha hecho más brutal a partir de 2000, cuando Mugabe acelera la reforma agraria expropiando tierras a los blancos para entregársela a los campesinos negros.” “Por si fuera poco, Zimbawe sufre la más grande sequía que se recuerda. La oposición está siendo financiada por Gran Bretaña, la antigua metrópoli, por la Fundación Westminster para la Democracia”, (versión británica de su similar estadounidense National Endowment for Democracy, la fundación dependiente del Departamento de Estado estadounidense que provee de fondos a las ONG´s, a los políticos, medios y periodistas golpistas en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y otros países latinoamericanos caribeños y del resto del planeta) A continuación, el analista, expone el desolador cuadro de miseria, enfermedad, hambre y otras plagas sociales que se ha venido dibujando en los últimos diez años sobre el lienzo humano del pueblo zimbawense, como resultado del bestial bloqueo económico, comercial, político y social impuesto por EEUU y sus socios europeos. “Datos económicos de 1998. El maíz, que es la base alimenticia del país, ha tenido un incrmento de 21%. El desempleo es ya del 45%. “Datos económicos de 2000. Los atrasos en la deuda externa podrían llegar a los 4 mil millones de dólares. Las importaciones están en peligro. Los granjeros blancos boicotean la exportación de tabaco, haciendo que llegue al mercado apenas un 30% de la producción; un tercio de las exportaciones de Zimbawe son el tabaco. El país es el tercer productor del mundo de tabaco.” “Datos económicos de 2001. A comienzos de año, se produce el aumento del 70% de la gasolina y derivados del petróleo; la inflación es del 70%.” Datos económicos de 2003. Los precios de los combustibles aumentan un 500%. Desempleo del 50%. Inflación superior al 100% anual.” Datos económicos de 2004. A comienzos de año, 620% la inflación anual. 70% el desempleo.” Datos económicos de 2006. A mediados de año, la inflación está en más de 1.000%, la más alta del mundo; un millón de habitantes de los 11,7 total, reciben ayuda alimentaria del Programa Mundial de Alimentos, -PMA- de la ONU. La capacidad industrial ha disminuido en más del 30%.” “Datos económicos de 2007. A medidados de año, la inflación es del 1.728%, la más alta del mundo; desempleo, 3,5 millones de personas; el 25% de la población vive en Sudáfrica, Namibia y Gran Bretaña (particularmente, Zimbawe sufre una fuerte sangría de su personal más calificado, que se va al extranjero donde puede ganar salarios mas altos) Las remesas de los trabajadores en el extranjero son una ayuda vital para la economía del país.” “Más de 1,5 millones de personas tiene Sida, cada semana mueren 700 personas por la enfermedad; entre 40 y 60 mil niños nacen con Sida cada año. En la actualidad, tres cuartas partes de los equipos médicos de los hospitales de la capital, Harare, no funcionan.” La crisis se agudiza a medida que transcurre el tiempo, con la implementación de medidas que la hacen cada vez más grave y en la que participan nuevos actores en 2005, como la jerarquía de la Iglesia católica del país, como el llamado a la revuelta hecho por un Arzobispo, el cual es secundado dos años mas tarde por el Arzobispo Pius Ncube, quien se une a la oposición política convocando a un levantamiento pacífico para derrocar al gobierno. Jerarcas de otras Iglesias, como el anglicano Demond Tuto, Premio Nobel de la Paz y el primer Obispo negro de Inglaterra, John Sentamu, se han sumado al coro de la conspiración imperial y de sus socios, llegando a invocar hasta la acción violenta para derrocar a gobierno de Zimbawe y a su líder Robert Mugabe. Pero ha sido en estos días, cuando está a punto de finalizar el mandato del Nerón del siglo XXI, George W. Bush, que la conjura ha alcanzado niveles nunca antes vistos, en su nefasto propósito por derribar al presidente Mugabe, el guerrillero que al frente de un ejército de patriotas, derrotó a las fuerzas de Ian Smith quien pretendió prolongar el dominio colonial de los invasores blancos que se habían adueñado de su patria, a la que bautizaron con el nombre de Rodesia en honor al británico Cecil John Rhodes. Pocos países en el mundo han sido bautizados con el nombre de quienes como Rhodes, empresario traficante de diamantes, colonizador del país que se llamó Rodesia, (que incluía a Zimbawe y Zambia) un predador de pueblos quien, en su fantasía anexionista llegó a decir en el paroxismo de su demencial filosofía, que “Pensar en estas estrellas que se ven encima, en la noche, esos enormes mundos que nunca alcanzaremos. Quisiera anexar los planetas si pudiera: a menudo pienso en ello. Me entristece verlos tan claros y, sin embargo, tan distantes.” Rhodes fue quien dijo que “Tenemos que encontrar nuevas tierras a partir de las cuales podamos obtener fácilmente las materias primas y, al mismo tiempo explotar la barata mano de obra esclava que está disponible de los nativos de las colonias. Las colonias también proporcionarían un vertedero de los excedentes de bienes procedentes de nuestras fábricas”, y eso es precisamente lo que hoy pretenden hacer realidad EEUU y Europa occidental herederos legítimos de su macabra obra esclavista y colonial. Ellos quieren derribar al gobierno de Zimbawe y a su líder antes de que expire el mandato de Bush Jr., a quien le restan unos pocos días al frente del gobierno de EEUU, que junto con el de Gran Bretaña, encabezan la macabra conspiración contra Zimbawe, a la que se han unido los de Francia, Alemania y Suiza, junto con los de otras naciones africanas como Kenia, tierra natal del padre del Borack Husein Obama, el nuevo presidente estadounidense quien asumirá la presidencia del país el próximo mes de enero. Afectados por la desesperación, Bush hijo junto con sus socios europeos y africanos, se han dedicado a intensificar sus mentiras para desalojar del poder a Mugabe, temerosos de que Obama no comulgue con sus planes, aún cuando el nuevo mandatario ha dado algunas muestras de que será un seguidor del proyecto de conquista planetaria imperial, al declarar entre otras cosas que, perseguirá “una política de zanahoria y garrote para defender los intereses de EEUU en América Latina y el Caribe.” Cegados por la ambición y sus sueños de volver a ser las potencias que dejaron de ser, y viendo cómo cada día se hunden cada vez más en los abismos de la ruina, víctimas de la crisis financiera y económica en general que los asfixia y ha llevado a la recesión, EEUU, Gran Bretaña, Francia, Alemania y demás países miembros de la UE, arremeten contra Zimbawe, dando coletazos y dentelladas de fiera en agonía para derribar a su presidente y poner en su lugar a un títere sumiso y obediente. Bush Jr. desde Washington; Gordon desde Londres; Sarkozy desde París; Odinga desde Nairobi, junto con una comparsa de seguidores europeos y africanos, exigen la inmediata destitución de Robert Mugabe. “En todo el continente, -ha dicho el mandatario yanqui- son las voces de África las que hablan valientemente a la hora de decir que es el momento de que se retire. Estos líderes, agregó- comparten el deseo común de los ciudadanos de Zimbawe para un retorno de la paz, la democracia y la prosperidad.” Mas adelante, en un exhorto a todos los africanos para que se sumen a sus planes, El Nerón del siglo XXI dijo: “Instamos a la totalidad de la región a que se intensifique y se una al creciente coro voces que piden que se ponga fin a la tiranía de Mugabe.” Pero su clamor no encuentra eco ni en África, ni tampoco en China, Rusia, Libia, Sudáfrica y Vietnam que vetaron en el Consejo de Seguridad de la ONU, el proyecto de Resolución redactado por EEUU solicitando sanciones contra Zimbawe, mientras que la Unión Africana dijo que “no podría hablarse de una acción militar contra Zimbawe.” “Solo el diálogo entre las partes, con el apoyo de la UA y otros actores regionales, puede establecer la paz y la estabilidad en ese país.” -destacó Salva Rweyernamu, portavoz de la organización. El primer ministro de Kenia, -concluyó- está equivocado al lanzar un llamamiento a las tropas de la Unión Africana para intervenir en Zimbawe.” En vista de la firme posición asumida por la UA, Estados Unidos y sus socios deberán conformarse con seguir con su bloqueo criminal y unilateral, único responsable de la tragedia humana que hoy ese vive ese país, o atreverse a invadirlo, opción que no goza de la aprobación de sus pueblos, hastiados de las guerras que han desatado en Irak y Afganistán. Por ello, se hace impostergable la reacción solidaria de aquellos pueblos y gobernantes del Tercer Mundo que se ven reflejados en el mismo espejo de Zimbawe y Mugabe, víctimas de la constante agresión del Imperio y sus lacayos, para que respondan diciéndoles “Basta”, como ya lo hicieron varios gobiernos en la ONU en defensa de un país que ha sido y sigue siendo agredido por EEUU y sus socios europeos que distorsionan y manipulan la verdad para devolverlo a la era felizmente superada del colonialismo.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: