Mimetizarse en el chavismo hasta el 2010 .

Carmen Contreras

Ya ustedes han visto que el Gobierno ha metido cadenas de radio y televisión cada vez que el presidente Chávez ha juramentado a algún gobernador del PSUV. Pero, ¿también se han dado cuenta de que la oposición no ha dicho prácticamente nada de esta situación que en otros tiempos le provocaba sabañón?

Obviamente, la falta de respuesta es una respuesta política, porque tal parece que los políticos opositores han empezado a compartir la dirección con Ravellito. Los políticos anti bolivarianos tienen interpretado el momento y se la juegan por mantener el país en absoluta armonía, en paz, para desarrollar gestiones basadas en la recolección de basura y mejora del tráfico y así establecer contrastes con algunos desastrosos desempeños chavistas, lo cual, con una pequeña ayuda de sus amigos los medios, estaría logrado en un año, con una ñapa en el descenso vertiginoso de los índices de inseguridad, eventos que se mudarán todos al municipio Libertador.

Esta es la opción que se han planteado para erosionar al proyecto chavista (mimetizarse en él). Así es como creen que lo desgranarán. Pero necesitan, urgen, que haya gobernabilidad. Quién iba a decirlo: los pájaros tirándole a las escopetas, el fascismo trocado en caridad.

Por ello es que suplican que les dejen los Barrio Adentro y que nos les toquen las Misiones y Blyde pone a la orden los terrenos para que el gobierno central construya nuevos CDI, lo que provoca una comprensible indignación entre los chavistas, pues tanto Ocariz como Capriles y Blyde (Primero Justicia) eran hasta hace unos meses los principales perseguidores de los médicos cubanos y los principales burlistas de los graduados en las misiones. Tres tipos por cuyos genes sólo navegan ideas concernientes a las iniciativas privadas. Unos coños que hasta el 23 de noviembre y en pleno ardor de la crisis del imperio, fustigaban la participación del Estado en las esferas económicas. Dicho sin mayor regodeo: Ocariz, Capriles y Blyde son salvajemente neoliberales y sólo en eso creen, ese es su credo, puesto que para ello y en ello fueron formados. Por tanto, al colocarse el traje de corderitos provoca irles a caer a coñazos. Porque los malditos no se permiten ni una transición ni disimulada. No. Ahora son unos hombres nuevos. Tengo apuesta hecha de que a la vuelta de la esquina se anunciarán socialistas, y si entre sus acólitos provocan confusión, sólo entonces aclararán que socialistas pero como Bachelet.

En fin, que ante la estrategia anti-país que desarrollan, como nunca antes colocan al proyecto de cambios contra un farallón, porque por vez primera hacen y harán uso asertivo de la única fuerza en la que nos superan: las pantallas de televisión.

Este panorama es el que explica que Chávez los llame a combate. La iniciativa de enmienda constitucional express busca recrudecer la polarización para que recuperen el lenguaje y la conducta. Al mismo tiempo, el Presidente busca sacudirle los ánimos a sus bases, que no terminan de asimilar lo ocurrido (Aristóbulo, cuando ha aparecido en televisión, luce devastado y así debe andar el alma colectiva). El golpe ha sido emocional, porque en lo numérico y porcentual, creo que esta revolución siempre ha contado con un fuerte componente providencial y este resultado que dejó al PSUV con prácticamente todas las alcaldías, es un escenario inimaginable tanto para aplicar la revolución en la revolución como para lograr una verdadera conexión con el pueblo. Basta esperar a ver si el PSUV logra encontrar el método que les permita a los socialistas convertirse en artífices y dirigentes del proceso y de las gestiones locales, y no sujetos privilegiados de ella, que para eso nos hemos gastado diez años en elevar la conciencia crítica del colectivo, recuperada del sub suelo donde se hallaba.

El 23 N dejó en claro que la estrategia de la opositora tiene es lúcida.

De modo que si los camaradas de la oposición no ceden a la tentación de sus hormonas, habrá que hasta meterles el dedo en el culo y si esto más bien les satisface, este país se verá envuelto en una constante movilización y cerco de avenidas y calles, semejante a 2001 y 2002, cuando los disociados no nos dejaban vivir en paz un solo día. Si ellos no vuelven a la arena mediática del circo, la agitación correrá por cuenta de los socialistas, éstos sí especialistas en el bochinche de calle.

Se supone que si al cabo de año, año y medio, los opositores logran la primera fase del objetivo que se han trazado, habrá quedado servida la cama para que hacia ellos migren simpatías a consecuencia de todo el descontento chavista, suficiente para que el equilibrio sea patente y cerrado y entonces los dos polos pasen a depender de quitarse uno o dos puntos en una contiende electoral específica, como bien puede ser un referendo revocatorio presidencial en 2010.

En el chavismo se buscarán que estos dos años (2009 y 2010) sean infernales para que a finales de 2010 haya un referendo revocatorio casi generalizado, pero con Chávez con sus diez puntos arriba intactos. Si Chávez gana el referendo, por efecto gana también las presidenciales de 2012, y ahí sí es verdad que la revolución daría un salto enorme en el tiempo (ganaría trascendencia definitiva porque estaría garantizándose 20 años en el ejercicio del poder).

¿Se mantendrá la oposición en el mutismo? Un verdadero ejercicio de paciencia china.

Intuyo que decantarán por lidiar al toro, pero con pases rápidos, es decir, adoptarán racionales posiciones críticas y si el objetivo es u referendo en 2010 en condiciones favorables de opinión pública, es probable que lean un manifiesto en el que digan que respetan la convocatoria electoral pero que la misma no es de interés para el país y que dejan a sus militantes la libertad de conciencia (una forma deliberada e inocente de convocar a la abstención).

El chavismo entonces aprueba la enmienda y la oposición sigue barriendo y patrullando las calles y maquillando cifras para los titulares de última página. Un forfeit calculado en la estrategia de que los resultados no tendrán suficiente legitimidad. En este contexto, continuarán casi intactos sus planes de liquidar a la Revolución Bolivariana en 2010 y junto a ella a todas sus réplicas mundiales.

Si el forfeit se hace efectivo y los opositores siguen como si nada en su desplazamiento incólume hacia el 2010, en este caso propongo que el próximo parche express sea para darle carácter constitucional a los Consejos Comunales, para sean epicentros del ejercicio del poder. Agrego que dentro de las funciones de las mancomunidades de los Consejos Comunales, esté la facultad de conceder, renovar o revocar las concesiones de televisión. ¿Se imaginan a Cisneros y a Ravell en asambleas estadales negociando sus negocios?

Tacos
*Negreada. La primera decisión tomada y ejecutada del gobernador de Carabobo, Henrique Salas Feo, fue devolverle el nombre de “Fernando Peñalver” al parque que hace cuatro años había pasado a llamarse “Negra Hipólita”. Al hacer el anuncio, Salas los hizo un énfasis que sólo denotaba sed de venganza. Estaría pensando en Simón Bolívar cuando realizó el anuncio.

*Canal 8. Me permito regalarle esta idea a los amigos de Venezolana de Televisión: Hagan un reportaje para investigar como absolutamente todos los voceros de la oposición tiroteaban al Consejo Nacional Electoral. Creo que hay que obligarlos a dar respuestas concretas: ¿Es o no es blindado el sistema?

*Constitución. Debe hacerse lo mismo con la constitución nacional del 99, porque es irritante observar a todos esos bacalaos (incluyendo a absolutamente todos los anclas y reporteros de la mediocracia) defender en medio de lloriqueos la Carta Magna. ¿No se acuerdan de cuando se referían a ella de forma exclusiva y peyorativa con la denominación de “la bicha”? Los temas del CNE y de la CNRBV deberían integrarse al movimiento táctico de recrudecer las posiciones.

*Impresentable. ¿Habrá en el planeta tierra una antítesis democrática más enorme y contundente que Antonio Ledezma? Golpista, guarimbero, abstencionista y ollero (por tocador de ollas y por montarlas). Y ahora quiere pasar a la historia como el mayor conciliador universal. A este caballero no se la ha hecho un juicio público, que es lo mínimo que se merece. Tiene la palabra el canal ocho.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: