Acerca de la alternabilidad del poder que se plantea con la enmienda del artículo 230 de nuestra Constitución

*JUAN MARTORANO.

Realmente dentro del marco de la campaña: “Uh, ah, Chávez no se va”, las cosas se están poniendo interesantes. Sin duda vamos rumbo a la aprobación de la enmienda constitucional, pero como lo expresaba ayer el Comandante Chávez, la batalla es muy dura y hay que estar bien atentos a este respecto.

Sin duda uno de los primeros argumentos que señala el oposicionismo y la extrema derecha, tiene que ver con lo que se desprende del artículo 345 de nuestra Constitución. Esto, de manera resumida, establece que, la propuesta de reforma que no fuese aprobada, no puede intentarse nuevamente en el mismo período constitucional, y es cierto. Pero, el detalle esta en lo siguiente, que pareciera que ellos no saben discriminar algunas cosas. Una cosa es que se haya intentado una iniciativa de reforma constitucional, y otra la de enmendar un artículo de nuestra constitución. Cualquier persona que no sea abogado o abogada, simplemente con algo de sentido común distinguiría claramente estas diferencias.

Por otra parte, alguien en algún foro, me sugirió, y es por ello la razón de este artículo. Que explicase acerca del principio constitucional de la alternabilidad, expresado dentro del artículo 6 de nuestra Constitución, y sus implicaciones con respecto al debate sobre la enmienda que se ha iniciado en el país.

Parte del ataque del oposicionismo también lo van a centrar por allí, porque supuestamente, según ellos, la “reelección indefinida”, como ellos lo llaman, atentaría con ese principio de la alternancia en el poder. Algo así como lo que ocurrió en los 40 años del puntofijismo, en donde en cinco años gobernaban los adecos, y en los otros cinco años les tocaba a los copeyanos, pero en el fondo, la misma cosa.

Sin duda, como lo señala Amaury González, en un artículo publicado el 12 de julio de 2007 en aporrea.org, este debate de la enmienda por la reelección continua del Presidente de la República, lleva implícito el debate sobre la transformación del Estado, y lo que debe llevarnos necesariamente a la necesidad de redefinir y a entender de una nueva forma la cuestión del poder; y que sin duda debe conducirnos a una batalla de ideasen relación a lo que debe ser la democracia y la libertad, lo que han sido y lo que pueden ser.

También ha señalado Amaury, que los conceptos de democracia, Estado o socialismo, son conceptos políticos y por lo tant contestadosy sujetos a diversas interpretaciones, y esto es cierto, igual pasa con el término de la alternancia en el poder o de un régimen alternativo.

Lo alternativo, más que el turnarse en el poder, más que la sustitución de una cosa por la otra, tiene que ver más, en mi criterio, con escoger, con decidirse entre dos opciones, entre dos caminos, entre dos cosas. Eso es lo que hay que entenderlo, y es por ello, que la enmienda constitucional del artículo 230 no atenta contra este principio constitucional.

Nuevamente, quiero citar a Amaury Gutiérrez, el cual señala: ” Ahora bien, si afirmamos que aun estamos en una Democracia Representativa también podemos afirmar que ya dejamos atrás el puntofijismo. Y de aquella, cada vez más nos alejamos. Esa democracia política con dictadura socioeconómica, esa dictadura con elecciones, ese gobierno formalmente democrático pero socialmente fascista (Boaventura de Sousa Santos) que caracterizó al sistema político venezolano desde 1958, tuvo siempre como elemento ideológico fundamental el “sufragio universal directo y secreto”, las elecciones periódicas “libres” y “competitivas”, así como el orden constitucional, la garantía de los derechos humanos individuales y colectivos y la teóricamente muy interesante “división de poderes”. Entonces esta periodicidad supone que el Estado es pluralista y sin ninguna clase particular representada, donde diversas organizaciones políticas pueden competir y tienen posibilidades de acceder al poder”.

“Entonces, tenemos que la alternabilidad en el poder, esta asociada intrínsecamente al sufragio universal directo y secreto, a las elecciones periódicas, que es el elemento ideológico y fórmula fundamental de la democracia liberal representativa, por lo tanto defendida por todos los que postulen que el estado es pluralista y sin ninguna clase social representada. Es decir, los que defienden la alternabilidad en el poder, defienden el mantenimiento de una sociedad jerárquica, una sociedad donde predomina la injusticia social, la desigualdad y la exclusión. Esto es así en la medida en que consideremos el caso concreto venezolano y de otros países de América Latina y no las teorías políticas liberales. Los liberales, han tenido siempre al momento de debatir interesantes argumentos que se limitan a la teoría, argumentos que se deshacen por si solos en los ejemplos prácticos, salvo pocas excepciones que pretenden presentar como de validez general. Si valió para uno vale para todos. Entonces, si definimos al Estado desde el punto de vista marxista, es decir, dándole un carácter de clase, o como superestructura política al servicio de los grupos económicos, ya la cosa cambia y la academia se ve en aprietos, tanto que empieza a compararse con Suecia o Finlandia”.

” La Historia de la cuarta republica y su “Democracia Representativa”, la del Porteñazo, los perseguidos, desaparecidos y muertos, la del viernes Negro y el Caracazo, la de las elecciones competitivas, libres y periódicas; la de la “alternabilidad en el poder”. Y el pueblo, la gran mayoría del país, explotado, expoliado y sumergido, victima principal de esa historia, que ahora se levanta y se ve encarnado en un líder. Se defiende una alternabilidad en el poder para defender un ilusorio pluralismo? Una pluralidad y unos cambios orientados a que todo permanezca igual? O se defiende una reelección indefinida para consolidar los cambios que se están dando? La continuidad de un proceso de revolución con la gran deuda social acumulada se convierte en permanente. Los Estados Liberales fueron impulsados por el imperialismo en connivencia con las elites de cada país, para convertirlos en Jaulas para la reproducción de la Tasa de ganancia del capital. Y aquí se acaba todo. El nuevo Estado revolucionario es el pueblo organizado en Consejos Comunales, es el Estado tradicional disuelto y extendido en la comunidad; El Poder, es el que democratiza un Estado emancipador, que no se posee sino que se ejerce, garantizado por el ejecutivo y ejercido por la gente; la libertad es, eso que se alcanza en la revolución permanente, la garantía de las premisas sociales para la realización de las potencialidades de todos. Lo inédito, lo viable, lo inimaginable”.

Pero como diría un amigo de los barrios, para explicar esto de una manera más sencilla, más digerible, la enmienda constitucional del artículo 230 de nuestra Constitución, que busca el permitir la reelección continua del Presidente o Presidenta de la República, no atenta en lo absoluto con la alternabilidad del poder, ya que el Presidente o Presidenta de la República tiene un período constitucional bien delimitado (6 años) en donde desarrolla su gestión, en caso de incumplimiento de su programa de gobierno presentado, a la mitad de su período (3 años) puede convocársele un referendo y revocarle el mandato, donde indiscutiblemente, y de acuerdo a los supuestos de nuestra Constitución, pudiera darse una nueva elección y elegir a un nuevo Presidente o Presidenta de la República, amén de todos losm controles legislativos, ciudadanos y judiciales a los que se encuentra sometido. Lo que se busca incluso, más que la posibilidad de que el hombre o la mujer que desempeñe el cargo más importante de nuestro país, una vez culminado su período, y en ejercicio de un derecho político, se presente nuevamente como candidato o candidata y someterse a la evaluación popular, es garantrizar y resolver el problema de la continuidad de una gestión, y más importante, de la continuidad de un proyecto socialista que estamos construyendo entre todos, con nuestra propia identidad, con nuestras propias particularidades, y que sin duda ha sido un proyecto, que pese a sus errores, ha tenido muchos más aciertos, y que nos está conduciendo a nuestra liberación y emancipación como pueblo.

Patria Socialista o Muerte!!!
Estamos Venciendo!!!

*Abogado, Analista Político y militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Moderador de los programas informativos y de opinión, “Micrófono Abierto, Tercer Motor: “Moral y Luces” y “Caminos Libres”, transmitidos de lunes a viernes de 12 m a 1 pm por la Emisora Comunitaria “Llovizna” 104.7 FM, y los días martes de 7 pm a 8 pm y los domingos de 6 pm a 7 pm por la emisora cultural, informativa y de entretenimiento, “La Voz de Guayana”, 89.7 FM, respectivamente. jmartoranoster@gmail.com , j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: