Otra vez los reinados…

Flor Salcedo

Luchar contra una cultura machista es uno de los retos que vivimos a diario las mujeres, entonces luchar en contra del reinado de belleza organizado por el instituto de “cultura” de santos Marquina es otrodía cotidiano para nosotras.Nuestra cultura regional tiene muchos aspectos buenos; el machismo no es uno de esos.Todo el mundo sabe que el machismo es una tradición violenta y desagradable nuestra, que ha sido existido desde la época de nuestras abuelas y más allá. Algunas y algunos de nosotros queremos cambiar esopara tener comunidades respetuosas de la mujer, y no fortalecer el machismo como “cultura tradicional”, como se trata con este concurso de belleza.Pero, algunos dirán, ¿qué daño hace un concurso de belleza?El concurso promociona la idea de que la mujer se valoriza solo por su belleza, y no por sus aportes sociales, humanos y económicos que día a día aporta. Las mujeres, denominadas “bellas” o no, vivimos una durarealidad que siempre se ha velado y sólo se esconde más con cada concurso de belleza que pretende que la mujer = belleza, y punto.Esa perspectiva es completamente machista y desvaloriza a la mujer. Debemos ver las cosas desde otras perspectivas para construir una nueva cultura, nuevas “tradiciones culturales” que toman más en cuenta la realidad de la mujer y no los mitos y las fantasías de los hombres.El concurso de belleza fortalece el estereotipo tradicional de la mujer como un adorno que decora a los hombres, un logro para los hombres de jactarse. Cuando las niñas y los niños crecen pensando así,aceptan como “natural” que la mujer sea un adorno en todos los aspectos.Eso debilita la capacidad de nuestras futuras generaciones de oponerse a las maneras en que las mujeres son subordinadas, degradadas, y violentadas en nuestras oficinas de trabajo, viviendas, y propagandascomerciales para la cerveza. Facilitando la violencia doméstica y la violación sexual.El concurso de belleza cría y entrena a las niñas jóvenes a estresarse por sus caderas, lo brillante que es su pelo, y si un muchacho pensará que es bella o no, mientras adoctrina a los hombres a mirar a unamujer como un objeto de satisfacción sexual. Cruda realidad y que por supuesto muchos niegan.Como alternativa, a este tipo de eventos, podría ser el inculcar a nuestras y nuestros jóvenes a valorarse por sus intereses, curiosidades, sus amistades, sus aprendizajes en la vida, las enseñanzas que aportan, y su compromiso con la comunidad.Tales valores podrían ser logrados a través de más tertulias de mujeres en sus escuelitas, sus casas, actividades que estimulan la creatividad de la gente.Se dice que eso es “reinado”, y no “concurso”. Ok, entonces, en vez de evaluar a las mujeres por su belleza, ¿vamos a darles poder monárquica y celebrarlas como si fueran casi sobrehumanas por su belleza?¿Eso es lo que llaman un cambio?Pero es seguro que con este concurso de belleza, tan degradante como siempre, disfrazado como un “reinado”, va a seguir con nuestras tradiciones más feas y antipáticas hacia la mujer. Por favor, que no nos dejemos caer en la trampa.Podríamos, como comunidad, organizar eventos culturales en donde la participación de la mujer sea destacable, reconocimientos a las mujeres que trabajan día a día para sacar adelante a sus comunidades,mujeres abandonadas por su esposos que llevan una familia, y por supuesto a todas aquellas mujeres que luchan en contra de un machismo excesivo, que no ha hecho más que dañarnos y manipularnos .

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: