De los Golpes Publicitarios para socavar a nuestra Revolución Bolivariana.

*JUAN MARTORANO.

Sin duda, y más allá de las diferencias políticas, ideológicas, éticas y morales con el Gobierno del señor Alvaro Uribe Vélez, nos congratulamos y saludamos la liberación de la franco francesa, Ingrid Betancourt, de los 3 ciudadanos norteamericanos y de los otros 11 efectivos policiales y del Ejército colombiano que hasta ayer estaban en poder de las FARC-EP.

Y nos alegramos de la manera más auténtica y genuina, porque pese a las diferencias, como ya lo he expresado, lo más importante para los que verdaderamente nos consideramos socialistas, es el bienestar del ser humano. Aún cuando haya momentos en que la efervescencia y la pasión en la batalla de las ideas nos hagan mostrar otras facetas.
Y esto, tomando las mismas palabras del infinito panita y cantor del pueblo, Alí Primera, a quien en uno de sus concertos, estando algunos camarógrafos de Venevisión grabándolo, y cuando el pueblo los insultaba y casi que hasta agredia, Alí, muy acertadamente, así como hizo en estos días nuestro Comandante Chávez, señaló que el problema con Venevisión no era personal con sus dueños y directivos, sino que el problema era político, era ideológico.

Por eso, como comentario introductorio, mis felicitaciones, mi alegría y hasta cierto punto, mi satisfacción por la liberación de estas personas,pero, hay cosas que hay que señalar, hay cosas que ya a pocas horas de ocurrido estos sucesos, es necesario puntualizar, y también dejar bien en claro, porque, sin aventurarme como lo hacen los medios de difusión de la derecha, pudiéramos decir que esto a todas luces, se traduce en un gran golpe publicitario del Gobierno proimperial de Uribe Vélez, en connivencia con el imperialismo yanqui, para tratar de lavarle la cara, y levantar su maltrecha imagen.

Hagamos algo de memoria. En el año 2007, sobre todo a comienzos de ese año, en los primeros meses, se desataron en la hermana República de Colombia, los escándalos de la denominada “parapolítica”, en donde empezaron a conocerse los nexos de muchos senadores, diputados del Congreso colombiano, de miembros del Gabinete Ejecutivo del hoy Presidente colombiano,hasta el punto de que la canciller de entonces, Consuelo Araujo, si la memoria no me es infiel, salió como corcho de limonada, al saberse los nexos de su familia con las organizaciones paramilitares de Colombia.

Y así como ese, muchos otros casos, que por razones de espacio, no los voy a tratar. Lo cierto es, que Uribe Vélez, que puede ser todo lo que queremos, menos pendejo, vió en la posibilidad de establecer una mediación y aparente negociación de un intercambio con las FARC, más como una celada, un ardid para ganar tiempo, que tomarla como una verdadera alternativa, una expresión de voluntad política para poner fin a casi 5 décadas de desangramientoen la hermana República.

Y no sólo eso, sino que siguiendo las instrucciones de sus amos del norte, decidió meter en ese paquetico, nada m´s y nada menos que al Comandante-Presidente Chávez. Quien, primero por solicitud de la senadora Piedad Córdoba, y luego por la misma petición de Uribe Vélez, accedió a tan digna y noble misión humanitaria, por sus extraordinarias y archiconocidas cualidades morales y de sensibilidad que caracterizan a nuestro líder.
Sin duda que la maniobra de Uribe Vélez, buscaba, en principio, dos cosas: La primera, la necesaria cortina de humo para desviar los ataques de la opinión pública colombiana e internacional respecto a la “parapolítica”; la segunda, que un proceso tan complejo, tan duro como la negociación de un intercambio humanitario en Colombia, donde hay muchísimos intereses que no desean la paz porque no le conviene, si fracasaba, el Presidente Chávez hubiese tenido que asumir el costo político del mismo, amén de que era el elemento necesario para que Chávez abandonará gran parte de la campaña por la aprobación de la reforma constitucional, y el resultado, bueno, ya todo el país lo conoce.

Pero agregaría un tercer elemento: Y es el elemento para ganar tiempo e ir infiltrando y minando a las FARC- EP, y hasta cierto punto, debemos reconocer que Uribe Vélez logró ese cometido y muy bien.

Pero en los otros, afortunadamente porque Hugo Chávez puso el corazón en lo que hace, no fracasó en las gestiones que se le encomendaron, precisamente por los éxitos obtenidos, es que Uribe Vélez posteriormente, decidió retirarle a nuestro Presidente el carácter de mediador en ese intercambio, porque de triunfar, Uribe Vélez se hubiese visto muy mal, amén de que los intereses de los perros de la guerra en Colombia se hubiese visto severamente afectados.

Y pese a tanto saboteo, pese a tantos obstáculos, y pese a múltiples operaciones militares que se recrudecieron en las zonas “aparentemente ocupadas por la guerrilla”, a comienzos de año, las FARC liberaron a Clara Rojas y a Consuelo Gónzalez de Perdomo, amén de que el niño Emanuel ya estaba libre y a buen resguardo. Y posteriormente se liberaron a cuatro personas más, a 4 ex congresistas, sin ningún rasguño, y todo esto gracias a las gestiones de paz del Comandante Presidente Chávez.

Por todo ello, todo este proceso que hemos señalado, para llegar a la liberación de Ingrid Betancourt, necesariamente pasaba por las gestiones realizadas por Hugo Chávez. Así que me solidarizo con las declaraciones de Mario Silva, cuando señala que las declaraciones de Ingrid Betancourt son mezquinas.

Y lo expresó igual que Mario, porque probablemente Ingrid estaba mal informada ( o quizás sin darse cuenta decidió por su propia voluntad prestarse al juego de la canalla mediática de Colombia, Venezuela y el resto del mundo), porque de verdad que obviar la participación de Hugo Chávez en todo este proceso, no sólo porque Hugo Chávez ha sacrificado mucho para poner en el tapete de la opinión pública el tema de los secuestrados en Colombia, sino que con Hugo Chávez se dieron las condiciones para que todo esto sucediera.

Amén de que, casualidades de la vida digo yo, que este rescate se da cuando nuevamente el Presidente de Colombia esta metido en varios entuertos, el caso de la incursión militar a Ecuador, en donde se asesino cobardemente a Raúl Reyes, el caso de la congresista sentenciada con cárcel, por aceptar sobornos para modificar la Constitución y Leyes de Colombia para permitir la reelección de Uribe Vélez en el 2006, con la posterior revisión del tribunal constitucional de Colombia y hasta la posibilidad real de anular dicha reelección, que casualidades que ante ese escenario, se da, así no más, el operativo militar ( y que incluso pudo haber puesto en riesgo la vida de Ingrid y las otras personas que con ella fueron rescatadas) y se muestra ahora como un rotundo éxito.

Se muestra ahora, como lo señaló Xavier Padilla: “Es así que se explica cómo los mismos agentes agresores que sabotearon la evidente evolución de la liberación humanitaria intermediada por Chávez (la desautorización de éste, la invasión del Ecuador y el asesinato de Raúl Reyes), hoy se visten de héroes que salvan a rehenes de las manos del diablo, incluyendo al “ángel” Betancourt, el más importante de ellos”.

Que casualidad también, que dicha operación militar, que dicho rescate se da, cuando el candidato republicano a la Presidencia de los Estados Unidos, John McCain visitó Colombia. ¿No sería todo esto parte de ese gran golpe publicitario, para levantar la popularidad de Uribe Vélez que esta por niveles críticos y endosar “el éxito” de dicha operación a McCain, para vender una imagen de hombre exitoso, que maneja muy bien los hilos de la política internacional, y de también levantar la maltrecha popularidad de este candidato ante el avance arrollador de la candidatura del negro Barack Obama en los EEUU?

También, de igual forma, debemos tener bien claro,y parafraseando a Padilla nuevamente, no debe quedarnos ninguna duda, de que en dicha operación,o mejor dicho, la naturaleza de dichas operaciones, nunca son espontáneas ni fortuitas. Detrás de todo ello, se encuentra Washington, y su sofisticado apoyo logístico-militar. Era, simplemente, el momento de pasar al Plan B, es decir, hacerse los buenos, en vez de continuar con el Plan A, que consistía en provocar la muerte de Betancourt, o su matirio “encargado”. En ambos casos “la derrota” de Chávez no sería nunca accesoria, sino de benéficas consecuencias.

Para culminar, porque ya hemos estado bastante extensos. Señaló que sin duda las FARC-EP están debilitadas, están bien infiltradas, pero eso sin duda, su situación actual no implicará la culminación, por lo menos en el corto plazo, del conflicto que tiene ya 50 años en Colombia, seguramente parte del trabajo que las FARC-EP estarán evaluando, en primer lugar es la reestructuración de sus cuadros de dirección en todos sus niveles, amén de plantearse la posibilidad de incursionar nuevamente en la política, pese al ensayo fallido con la Unión Patriótica. Y segundo, es realmente lamentable, y grotesco, como los medios de comunicción venezolanos, en especial, Globovisión, están aprovechando esta coyuntura para atacar a nuestro Presidente Chávez. Por ello, hay que estar muy atentos con este tipo de golpes publicitarios, que sin duda buscan socavar las bases de nuestra Revolución Bolivariana.

Patria Socialista o Muerte!!!
Estamos Venciendo!!!

*Abogado y Analista Político. jmartoranoster@gmail.com , j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: