¿Reculo Chávez?

*JUAN MARTORANO.

En vista de algunos artículos, e incluso de comentarios de algunos compatriotas y camaradas que se precian de ser revolucionarios, y luego de reflexiones y meditaciones muy profundas, he decidido romper nuevamente mi silencio y expresar algunas consideraciones respecto a ciertas decisiones tomadas por el Ciudadano Presidente de la República y líder de nuestra Revolución Bolivariana, Comandante Hugo Rafael Chávez Frías.

En primer lugar, y sin el ánimo de perder el espíritu de crítica y de autocrítica que necesariamente debe alimentar a nuestro proceso revolucionario y socialista que vivimos en Venezuela, debo destacar que las variadas y hasta frecuentes rectificaciones del Presidente Chávez frente a diversas medidas gubernamentales, particularmente considero que debemos verlas como positivas desde todos los puntos de vista posibles; sin embargo, nuestro gobierno bolivariano debe hilar fino pues tales muestras de apertura pueden ser asumidas como signos de debilidad y ser aprovechadas por las fuerzas de la derecha para salir a protestar cuanta medida, ley o decreto salga. Sin duda toda una ocasión para desestabilizar que no se van a pelar los opositores. Por ejemplo, ya salió el Colegio de Ingenieros diciendo que la reciente Ley del Ejercicio de la Ingeniería y Arquitectura tenía que ser derogada también.

También cuando un venezolano del calibre y la talla revolucionaria del arquitecto Fruto Vivas decide públicamente denunciar la ineficiencia, la ineficacia y la corrupción que prevalecen en ciertas áreas del gobierno, es hora de ponerse a pensar y, sobre todo, de exigir respuestas adecuadas, precisas, claras y convincentes por parte de las autorirdades involucradas.

Nadie puede desconocer que durante 10 años Fruto Vivas ha colocado su prestigio, trabajo e inteligencia al servicio de esta Revolución que en un principio fue bonita y hoy en ciertos aspectos lo sigue siendo, aunque con facetas que resultan repelentes y abominables.

Ahora bien, en estos días hemos estado recibiendo y leyendo una serie de mensajes desde diferentes vías, y donde en esencia se traduce en un solo mensaje: El Presidente Chávez dejó a un lado el socialismo y ahora esta a favor del capitalismo.

Si bien las medidas adoptadas por el Presidente en reunión con los empresarios del país no le agradaron todo el pueblo revolucionario, debemos ver las cosas en su justa dimensión.

Mi posición es la siguiente: Hagamos memoria. Durante mucho tiempo los medios de difusión, empresarios y poderosos factores económicos han pedido que Chávez se reúna con ellos, escuche sus posiciones, llame al diálogo, a la reconciliación, y todo el discurso de paz y amor que todos conocemos; mientras por otro lado financian y programan guarimbas desestabilizadoras.

Entonces el Presidente se reúne con los empresarios, llegan a algunos acuerdos, les vuelve a extender la mano y nuevamente abre un espacio para el diálogo; y por otro lado han iniciado una feroz campaña que busca demoler la moral revolucionaria del pueblo chavista.

Por otro lado, aparecen una serie llorones, cual María Corina Machado y Henry Ramos Allup, quienes vienen a presentar quejas del proceso de elección de candidatos y candidatas a las elecciones regionales, por el simple hcho de que no quedaron electos. No sólo salen gritando fraude y dando cifras propias según las cuales votaron muertos y revivivos, sino que también llaman a la fragmentación del pueblo, incitándoles a irse a otros partidos políticos y armar tienda aparte. Me preguntó: ¿Es esto ser revolucionario?.

A todas luces, independientemente de nuestra posición ante los anuncios del Presidente Chávez y de otras observaciones que hemos realizado en su debida oportunidad, la oposición mediática venezolana ha tomado las últimas acciones tomadas por el Gobierno Bolivariano como punto de partida para una campaña, muy bien diseñada, que intenta socavar la moral revolucionaria, intentando hacer creer a los revolucionarios y revolucionarias que el Presidente Chávez nos ha dado la espalda y ahora fue absorbido por la burguesía.

En todo juego de ajedrez cada jugador tiene planteada su estrategia y gana quien al final mantenga su rey intacto, sin importar cuantos peones les hayan comido o cuantos movimientos se hayan realizado, lo único importante es conservar al rey.

En este caso el Rey vendría a ser la Revolución Bolivariana y no podemos caer en las trampas de la oposición mediática, quien desde ya avizora la aplastante derrota que sufrirá en noviembre, y juega, como único movimiento posible, a la desmovilización del pueblo revolucionario, utilizando la tergiversación o presentación sesgada de los hechos.

Lo que no saben ellos es que la simbiosis existente entre el pueblo y el Comandante Chávez va mucho más allá de la bazofia de programación que ellos nos presentan a diario.

En diciembre tuvieron una oportunidad, al obtener su pírrica victoria en el referendo aprobatorio de la Reforma Constitucional, victoria que no supieron aprovechar y mucho menos administrar, y ahora temen por la factura que les llegará en noviembre.

Ni Chávez ni el pueblo reculan, ¡Seguimos adelante!

Patria Socialista o Muerte!!!!
Estamos Venciendo!!!

*Abogado y Analista Político. jmartoranoster@gmail.com , j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: