Mis opiniones con respecto al proceso electoral del PSUV en el Estado Bolivar.

Juan Martorano(*)

En primer lugar, debo expresar, que no estaba muerto, sino que estaba de parranda. Para los que creen que estaba acabado, estan bien equivocados, porque ahora es cuando voy a seguir escribiendo, a seguir tratando de hacer análisis político, a denunciar lo que haya que denunciar, así no le guste a muchos. En fin, la revolución bolivariana debe sin duda llegar de una vez y para siempre en el Estado Bolívar.Incluso, motivado a las opiniones de algunos colegas, ven como en su momento tenía razón cuando plantee lo que plantee. Necesaria era la figura del outsider, pero se me dijo que estaba loco, que no tenía asidero, y toda una serie de consideraciones. Los hechos demostraron la razón de mis argumentos.Ahora, en ejercicio de la política, en ejercicio de la gallardía, de la altura, debo señalar que hay que reconocer, aunque nos duela, que Francisco Rangel Gómez ganó la candidatura a la Gobernación del Estado Bolívar. Reconozco su triunfo, más no puedo felicitarlo, y acato la decisión del Partido, más no puedo compartirla, y ni me retractare cuando denuncie en su acto de inscripcion como precandidato el ventajismo que tuvo.Agradezco también que haya tenido la delicadeza de nombrarme y tratar mi caso en el buró político, y de citar mis artículos y de tratar de destruirme. Jamás lo van a lograr, y ojalá me inviten, porque algunas cosas me gustaría decirle, unas cuantas a todo ese buró político, porque realmente los resultados electorales en el caso de la Gobernación del Estado Bolívar, más allá de las consideraciones que hace Francisco Sierra, el panorama actual me preocupa en Bolívar porque luce muy desolador.Pero verá, no quiero con esto descalificar en lo absoluto el proceso inédito, el proceso hermoso, el proceso que sin duda coadyuva a la profundización de nuestra democracia participativa y protagónica en Venezuela. Creo que sin duda este proceso de selección por las bases, en donde participaron 2.500.000 compatriotas y camaradas no tiene precedentes. Nada más ese número fue lo que obtuvo el MVR en las elecciones regionales de 2004, y casi podemos decir que el 50% a nivel nacional participó de esta jornada. Que hubo errores, ventajismos, sin duda, pero fue un proceso que contribuyó a reimpulsar en lo político y a motivar de alguna manera a muchos compatriotas y a muchos camaradas.Claro, no todo es perfecto, y toda regla tiene sus excepciones. En el caso de Bolívar, sin duda que en lo interno, apenas 70.000 personas de 240.000 inscritos participaron, es decir, cerca del 30% fue el nivel de participación de las internas del PSUV en Bolívar, y eso, lejos de alegrarme, me preocupa, porque se observa, en mi criterio una crisis grande y profunda de los liderazgos en el Estado Bolívar, hay como seis tendencias del PSUV y cada una jala para su lado, hay sectarismos, hay desprestigio de compatriotas, no se ve una direccionalidad política del PSUV en Bolívar, y muchos compatriotas sienten que andamos como a la deriva, lo que esta generando un proceso de desmovilización sumamente peligroso y que sin duda pone en riesgo la Revolución en esta parte del sur del país.No quiero catalogar como lo han hecho otros de “pírrica”, la victoria del General Rangel Gómez, creo que eso no ayuda a solucionar el problema, que es mucho más profundo de lo que muchos puedan creer, que revela la deslegitimación, salvo honrosas y contadas excepciones que siempre hay por supuesto, de los liderazgos políticos en Guayana. Creo que si las política de las 3R (Revisión, Rectificación y Reimpulso) en Guayana no ha llegado, pues debe llegar de manera urgente y perentoria, antes de que sea demasiado tarde.Tampoco comparto la tesis del compatriota Francisco Sierra Corrales de hacer un llamado a la Dirección Nacional del PSUV para que quite a Rangel Gómez y ponga a Arciniegas de candidato, eso tampoco resuelve el problema, con todo el respeto para Manuel Arciniegas. Hay problemas bien serios y no podemos sostener las tesis mesiánicas de que un hombre sea el que resuelva este problema. Creo que deben replantearse las cosas muy seriamente en el PSUV en el Estado Bolívar, y ahí es que debe salir y asumir posturas muchos, aún riesgo de perder algunos beneficios o prebendas, si somos verdaderamente revolucionarios, o pretendemos algún día serlo.Todos sabíamos las reglas con las que estabámos jugando y hubo las normas hay que respetarlas, y no podemos a mitad de camino querer resollar por la herida o cambiar las reglas cuando empezamos a jugar con ellas, nos guste o no. Por eso, mis advertencias y mis sugerencias las plantee a tiempo, antes de este proceso para que despues no se tomarán como oportunistas.Ahora, en justicia, debo reconocer y felicitar además, a pesar de algunas maniobras que la derecha endógena guayanesa intento para escamotear ese triunfo, y como habitante del Municipio Caroní, el triunfo en buena lid del compatriota José Ramón López. Pienso que con aciertos y errores, pero mal que bien, este muchacho ha hecho un trabajo que muchos barrios se lo han reconocido, y a pesar de que no sea su amigo, ni lo conozca mucho, a pesar de que sé que en el buró político del PSUV regional señalaron que este señor me habría dado dinero por escribir lo que escribí, cosa que desmiento totalmente, ha realizado un trabajo, ha realizado una gestión, ha estado con los pobres, con el necesitado. Quizá no tendrá un verbo muy bonito y florido, no tendrá grandes credenciales académicas pero hay que reconocerle la capacidad de trabajo, la voluntad política de querer hacer las cosas y eso es lo más importantes. No necesariamente en política, una persona graduada de abogada, que tenga PHD en la Universidad de Harvard, que hable 7 idiomas, es garantía de una buena gestión al frente de una institución pública. Y en este caso de nuestro proceso revolucionario, sin desmeritar y despreciar los compatriotas que tienen suficientes credenciales académicas para estar al frente de instituciones del Estado en sus diversos niveles, más que eso, se requiere gente verdaderamente comprometida con este proceso revolucionario, para ir desalojando a tantos infiltrados que tenemos en nuestras filas y que hacen mucho daño que los considerados abiertamente opositores.En fin, no puedo decir que voten o no por Francisco Rangel Gómez, esa decisión se la dejo al final al pueblo, lo que si creo que el reto es gigantesco el próximo 23 de noviembre, y aún con mis diferencias que tengo con la gestión regional, ojalá en el discurso y en las acciones, aunque no me hago muchas expectativas, sean de apertura, de aglutinar fuerzas, de unidad, de que se abran verdaderos espacios para el debate, de lo contrario, ahí si es verdad que este proceso de crisis, de desmovilización y de fractura a lo interno del movimiento revolucionario pudiera profundizarse y pudiera poner en jaque a la Revolución en Guayana. Ahí les dejo esa.

Patria Socialista o Muerte!!!

Estamos venciendo!!!

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: