A 60 años del crimen de Jorge Eliécer Gaitán

Juan Martorano Castillo*

Quiero, en primer lugar, a través de estas líneas, para los que no saben quien es este hombre que dejo una profunda huella en el hermano pueblo colombiano, y una de las razones, más no la única, de 60 años de guerra civil y de desangramiento del hermano pueblo colombiano. He aquí, la hoja de vida y trayectoria de Jorge Eliécer Gaitán.Jorge Eiécer Gaitán, nació el 23 de enero de 1898, Político y abogado colombiano, alcalde, ministro, congresista y popular candidato del partido liberal a la Presidencia de la República para el periodo 1950-1954, con altas probabilidades de ser elegido presidente en los comicios de 1949 debido a su gran apoyo popular, en particular de la clase media y baja.Obtuvo el título de abogado en la Escuela Nacional de Derecho, con una tesis titulada Las ideas socialistas en Colombia.En 1926 viajó a Roma para especializarse en derecho penal, grado que alcanzó con la mención académica magna cum laude.Tras recorrer Europa regresó a su país en 1928 y fue elegido representante de la Cámara, desde donde denunció la masacre de los trabajadores de las bananeras, lo que le valió el título de «tribuno del pueblo», con el que le honrarían los sectores populares.En 1931, elegido presidente de la Cámara de Representantes, ejerció también como docente de la cátedra de Derecho Penal en las Universidades Nacional y Libre, siendo nombrado rector de ésta última.Su postura en contra del monopolio de la tierra le granjeó un amplio apoyo del campesinado.En 1933 fundó la Unión Izquierdista Revolucionaria (UNIR) y su órgano periodístico El Unirismo, desde donde planteó la necesidad de una reforma agraria.Elegido alcalde de Bogotá en 1936, llevó a cabo importantes reformas sociales; promovió la municipalización de los servicios públicos; trató de establecer los restaurantes escolares.En 1940 fue nombrado ministro de Educación, emprendiendo una ambiciosa campaña de alfabetización; implantó el zapato escolar gratuito, los restaurantes escolares, el cine educativo ambulante y la extensión cultural masiva.En los años siguientes, Gaitán continuó su intensa vida pública como jurista, político y caudillo.Su acción política se dirigió contra las oligarquías y por la restauración moral de la república.En 1945 fue proclamado candidato a la presidencia, pero las divisiones internas del Partido Liberal entre los partidarios de Gaitán y los de Gabriel Turbay, favorecieron el triunfo del candidato conservador Mariano Ospina Pérez.Tras esta derrota, Gaitán resurgió con nuevos ímpetus, siendo proclamado jefe único del Partido Liberal.En 1948 recibió el título de doctor honoris causa en Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Libre.Durante el mismo año obtuvo un resonante triunfo en su carrera de abogado, al lograr la absolución de un militar acusado en la muerte de un periodista.El asesinato de Jorge Eliécer Gaitán fue cometido a la 1:05 de la tarde del día 9 de abril de 1948, en la ciudad de Bogotá, Colombia, cuando Gaitán salía del edificio Agustín Nieto con destino a almorzar con sus amigos. La oficina de Gaitán estaba situada en el cuarto piso del mencionado edificio y este estaba localizado en el costado occidental de la Avenida Séptima, hacia el centro de la cuadra inmediatamente al sur del la Avenida Jiménez de Quesada, es decir entre la calle 14 por el sur y la calle 15 por el norte.La trágica muerte de Gaitán, acaecida el 9 de abril de 1948, provocó una enorme reacción popular, quizá la mayor que se ha visto en la historia de Colombia, que destruyó el centro de Bogotá, y se conoció como El Bogotazo.El presunto asesino de Gaitán, identificado como Juan Roa Sierra, fue golpeado, arrastrado y crucificado frente al palacio presidencial. A partir de ese momento la multitud fue creciendo en cuestión de minutos hasta levantarse una inmensa masa humana cuyo único objetivo inicial fue linchar al presidente del momento, el Conservador Mariano Ospina Pérez. A medida que avanzaba, la multitud fue recolectando cualquier herramienta que le sirviera de arma irrumpiendo en los almacenes, en particular las ferreterías, y recolectando armas de las estaciones de policía, cuyos oficiales no sólo no dispararon a la multitud sino que parecían estar colaborando con ella en aprovisionarlos con armas.La defensa del palacio por la guardia presidencial y los francotiradores localizados en las partes más altas impidió que la multitud entrara al palacio donde se hallaba el presidente que acababa de llegar. Si los tanques de guerra hubieran demorado, el pueblo habría podido lograr entrar a palacio ya que a la guardia se le estaba terminando la munición. La multitud daba paso a los cinco tanques pues creían que estaban apoyando su causa, y muy probablemente así fue, hasta el momento en que fue muerto el coronel que los comandaba poco antes de llegar al palacio. Una vez en la plaza los tanques giraron y dispararon a la multitud frustrando su plan. La multitud reaccionó replegándose en las calles y almacenes y destruyendo cualquier objeto o persona que simbolizara lo que ellos consideraban culpables del asesinato del “Jefe”: partidarios del partido Conservador, la iglesia, la oligarquía, etc.A Gaitán no se le pudo hacer funeral adecuado. La situación de orden público obligó a sus familiares a sepultarlo en su propia casa (hoy Casa Museo Jorge Eliécer Gaitán) en donde reposan sus restos.Si debo hacer, luego de conmemorarse hoy, 60 años de ese abominable crimen, señalar lo siguiente: El término beligerancia deriva del latín bellum, que significa guerra. En el derecho internacional, la beligerancia tiene como fin último humanizar un conflicto armado, brindando a las partes el derecho e imponiéndoles el deber, de hacer la guerra o rebelarse, respetando las leyes internacionales de la misma.Para que se reconozca el estatus de fuerza beligerante a un grupo insurgente, y más producto del conflicto cuyo detonante fue el asesinato de Gaitán que recordamos hoy, debe otorgarsele el reconocimiento de actor político por parte de slgún sujeto del sistema jurídico internacional.Para ello, es necesario que ese actor político en conflicto armado, tenga dominio real y efectivo de una parte del territorio del Estado donde lucha, que tenga una estructura de mandos consolidada ( constitución de un aparato político- militar) y haber respetado las normas del Derecho Internacional Humanitario.Aún cuando el reconocimiento tanto a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército Popular (FARC-EP) como al Ejército de Liberación Nacional (ELN), como fuerzas beligerantes, existen antecedentes históricos fundamentales que se remontan a los Acuerdos de Regularización de la Guerra, firmados entre Simón Bolívar y el Comandante del Ejército Español en América, don Pablo Morillo, (que le dió fin a la Guerra a Muerte y comprometió a las partes a continuar la contienda de manera reglamentada), pasando por el reconocimiento que México y otros Estados latinoamericanos, dieron al Frente Sandinista de Liberación Nacional de Nicaragua (FSLN) como fuerza beligerante.Más allá de la oposición del Estado colombiano tiene al reconocimiento de las FARC-EP como fuerza beligerante, por las “ventajas” que ella le daría a los insurgentes ( que cumplen perfectamente los requisitos para ser considerados como tales) está la presión de la cúpula fundamentalista de EEUU, la misma que mando a matar y asesinó a Gaitán hace 60 años ya, en connivencia con la oligarquía colombiana, estan empeñadas en crear una nueva era mundial de dominación bajo su dirección- y esto indudablemente ataca las bases jurispruenciales del Derecho Internacional. Le corresponde a los pueblos hacerlas respetar.Ya es hora de parar tanta guerra, ya es hora de seguir derramando sangre inocente. Ni la guerrilla tomará el poder por la vía armada, ni el Estado colombiano aniquilará ni derrotará por la vía militar a la guerrila, la salida es negociada, la salida es política. En honor a Jorge Eliécer Gaitán, abogamos por el Acuerdo Humanitario, y que porque no, abogar por Acuerdos de Paz definitivo.

P.D.: Contentísimo por la decisión adoptada por el Ejecutico Nacional de nacionalizar la empresa Sidor. El Estado Bolïvar agradece y felicita a los trabajadores y al Presidente Chávez por tal decisión, en la próxima entrega escribiremos y comentarems acerca de esta decisión soberana e histórica para el Estado Bolívar y para Venezuela.

Patria Socialista o Muerte!!!
Estamos Veneciendo!!!

*Abogado y Analista Político. Moderador del Programa “Senderos Revolucionarios”, transmitido los dias lunes y viernes de 6pm a 7 pm por el Circuito Radio Venezuela 880 Am de Ciudad Guayana, junto al Diputado de la Asamblea Nacional por el Estado Bolivar, Rafael Ríos. jmartoranoster@gmail.com , j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: